Tarta de queso y lima, una delicia en la mesa

Tenemos un amigo en The Home Academy que tiene verdadera predilección por las tartas de queso. Siempre que tiene la oportunidad de probar alguna en un restaurante o cafetería nueva no duda en hacerlo. Esta tarta es también una de las favoritas de Rita Cifuentes y está tan deliciosa que si nuestro amigo la probara seguro que este postre pasaría a uno de los primeros puestos de su ranking de tartas.

Lo bueno de esta receta es que podemos prepararla como una tarta para compartir o bien como postre individual si la servimos en copas de Martini. En muchas ocasiones Rita la prepara de esta forma, acompañada con un coulis de fruta y un toque de tomillo. Si la hacéis en molde de tarta podéis decorarla con flores comestibles, será una manera muy sencilla de embellecer este postre y de sorprender a todos.

La forma de elaborar esta tarta es muy fácil y es ideal para preparar en días de calor ya que no se usa horno en su preparación y se toma muy fría. Los ingredientes que necesitaréis son:

Para la base de la tarta: 150 gramos de galletas tipo digestive, 100 gramos de mantequilla y una pizca de jengibre.

Para el relleno de la tarta: 300 gramos de queso crema, 75 gramos de queso de rulo de cabra, el zumo y la ralladura de una lima, 2 gramos de gelatina agar-agar o tres hojas de gelatina, 100 gramos de azúcar y 150 mililitros de nata.

03212-Tarta-de-queso-460x690

 

Lo primero que tenéis que hacer es moler las galletas junto con la mantequilla y el jengibre hasta conseguir una masa homogénea. Una vez que está hecha esta masa se extiende en el fondo de un molde desmoldable de 20 centímetros de diámetro aproximadamente y se reserva en el congelador para que endurezca.

Mientras tenemos la base en el congelador, ponemos a hervir la nata junto con el azúcar, añadimos el agar-agar en polvo (si se utiliza gelatina en hojas, hay que ablandarlas antes en agua fría), y mezclamos hasta que se diluya completamente.

Después, trituramos el queso de cabra con el queso crema y el zumo de lima, añadimos la nata y mezclamos de nuevo hasta conseguir una mezcla homogénea.

Una vez que ya tenemos esta mezcla del relleno elaborada, sacamos el molde del congelador, rellenamos con la crema de quesos y reservamos en el frigorífico tapada hasta que solidifique.

Para terminar, decoramos con ralladura de lima y flores comestibles.

Si tenéis invitados en casa, queréis hacer esta tarta pero a alguno de ellos no le gusta el queso, podéis preparar una crema de café al merengue en pequeños cuencos individuales. Para hacer esta receta necesitaréis 50 mililitros de nata, 2 yemas de huevo, 50 gramos de azúcar moreno, 2 cucharadas de café soluble, 2 bayas de cardamomo, 1 clara de huevo y 50 gramos de azúcar glacé.

Para elaborarla hay que poner en un cazo la nata, con las bayas de cardamomo abiertas y el azúcar, cuando esté a punto de hervir, se retira del fuego y se deja reposar unos minutos para que se infusione el cardamomo.

Mientras tanto, podemos batir las yemas de huevo, añadimos el café y vertemos sobre esta mezcla la mitad de la nata templada, removemos, añadimos el resto de nata y volvemos a poner a fuego lento, removiendo todo el rato, hasta que le mezcla vaya espesando. Cuando esté espeso ponemos la crema en cuencos pequeños resistentes al fuego y lo reservamos. Por último, batimos la clara con el azúcar y cuando esté a punto de nieve lo ponemos sobre la crema. Después, precalentamos el grill del horno y doramos unos segundos, os recomendamos servir en el momento, estará delicioso.

Cerrar menú