Hoy queremos traeros una historia que sin duda es inspiradora para The Home Academy. No hace mucho tiempo hemos descubierto a una pareja inglesa, él carpintero y ella interiorista que han hecho de la sencillez su modo de entender el hogar.


Los Bayleis llevan años encontrando la belleza en las imperfecciones, rescatando muebles y materiales para darles una segunda oportunidad. Les encanta recuperar piezas con historias personales, no necesariamente antigüedades, sino pequeños objetos que, aunque no tengan un gran valor material, tienen un lugar en el corazón.


Poco a poco han ido configurando su propia idea del hogar, denominándolo “Simple Home”, un concepto sencillo que se basa en convertir el hogar en un lugar en calma, para el relax y la placidez, que despierte los sentidos y sobre todo que se preste a ser vivido.

 

 

Nos gusta su modo de ver las cosas porque The Home Academy se reconoce en esos valores de sencillez, de la belleza de lo imperfecto, del cuidado del hogar para ser disfrutado y para que forme parte de nuestras vidas. También, nos ha cautivado su forma de entender el DIY, porque trabajar con las manos nos recuerda a otros momentos en los que nuestra vida no era tan frenética. Momentos pausados y armoniosos, imprescindibles para aquellos procesos que necesitaban su tiempo, su calma, su paciencia y que nos conectan con el hogar.