Siempre hay ocasiones especiales en las que sacar las cosas buenas y bonitas que tenemos en casa y que a diario no utilizamos. Para que vajilla, cristalería, cubertería o manteles luzcan en la mesa, conviene ponerlos a punto unos días antes. En The Home Academy os damos algunas sugerencias para planificar todo con tiempo y tranquilidad y os animamos a disfrutar con estos preparativos a la vez que soñáis con lo bonita que quedará vuestra mesa.

 

 

Pero… ¿por dónde empezar?, aquí tenéis algunas de nuestras recomendaciones más útiles:

1. Lo primero que haríamos, sería comprobar si los manteles y servilletas que se van a utilizar están limpios. Si son blancos y los tenéis guardados durante mucho tiempo, en ocasiones amarillean. En ese caso, convendría lavarlos, si no, basta con que los planchéis para quitar las dobleces.

2. Si tenéis vajillas antiguas no dudéis en lavarlas cuidadosamente a mano con agua jabonosa y vinagre. Si las piezas de la vajilla tienen decoraciones en dorado o plateado tened la precaución de no ponerla en el lavaplatos, así la conservaréis por más tiempo.

3. También es importante tener en cuenta de qué material son los cubiertos. Si son acero basta con lavar con agua y jabón y secar para que no queden marcas. Si son de plata o plateados, es conveniente que los frotéis con un paño impregnado en alcohol. Cuando los vayáis a guardar de nuevo, os aconsejamos envolverlos en papel de seda para que no reciban luz y se ennegrezcan.

The Home Academy preparar la vajillaThe Home Academy los cubiertosThe Home Academy la cristalería

4. Tomaros el tiempo necesario para preparar con calma la cristalería. Sólo por estar guardada y sin usar, las copas se habrán llenado de polvo. Es muy fácil dejarlas perfectas si las laváis con agua jabonosa tibia y las aclaráis con agua fría. Si veis que están opacas, añadid vinagre al agua jabonosa y el cristal brillará más. Para secarlas, basta con que las dejéis escurrir hasta que estén casi secas y pasarles después un paño que no deje restos. Es muy importante que una vez secas no las dejéis boca abajo, así evitaréis que se rayen los bordes.

5. ¿Vais a utilizar cuencos o cubiertos de madera? En este caso, para que queden perfectos, evitad el lavavajillas. Lavadlos a mano con agua jabonosa y secadlos bien. A los cuencos podéis pasarles además un paño ligeramente impregnado en aceite de oliva para que queden impecables.

6. Las jarras y licoreras son piezas que quedan preciosas en la mesa. Si al sacarlas veis que presentan restos de cal, lo mejor es dejarlas una noche con agua y vinagre y frotar suavemente con un cepillo, comprobaréis cómo brillan.

Por último, para planificar cómo vestiréis la mesa, pensad en la forma en la que os gustaría adornarla: con centros naturales, velas, … así podréis ir preparando todo lo necesario y divertiros sacando a escena toda vuestra creatividad y habilidad decorativa.

Cerrar menú