Por lo general, en verano preferimos hacer una cocina más sencilla, ligera y que requiera poco fuego o poco tiempo de horno. Entre las recetas que podéis elaborar en esta época del año están las quesadillas. Estas tortillas de origen mexicano, que se toman dobladas y rellenas, pueden ser un plato único si las acompañáis de una buena ensalada. Las quesadillas las podéis rellenar de queso (de ahí su nombre), de pisto o verduras asadas, si sois vegetarianos, de pescado o de carne como el pollo, la ternera o el cerdo. En concreto hoy os traemos una propuesta de Rita Cifuentes para rellenar estas quesadillas de bonito, un pescado de temporada que os animamos a cocinar en estos meses de verano.

03404-Fajitas-de-maiz-con-mozarella-frsca-460x690

 

Para elaborar estas quesadillas necesitaréis los siguientes ingredientes: 300 gramos de bonito limpio de piel y de espinas, 2 cebollas grandes, un diente de ajo, 100 mililitros de vino blanco, pimienta y sal, 2 piezas de queso fresco de mozzarella, 8 tortas de maíz y 2 mazorcas de maíz cocido.

Para hacer la vinagreta que acompañará esta quesadilla necesitaréis un tomate, un aguacate, 2 cucharadas de cebollino fresco, una pizca de tomillo limonero (opcional), 2 cucharadas de limón, 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta.

Lo primero que hay que hacer es impregnar la plancha o la sartén con mantequilla y poner en ella las mazorcas partidas en dos mitades. El modo de hacerlas es a temperatura media o baja, ya que recordad que las mazorcas ya vienen cocidas previamente.

A continuación, quitamos la piel de las cebollas y del diente de ajo, lo picamos todo en trocitos muy finos y lo ponemos a rehogar en una sartén con un fondo de aceite de oliva virgen extra. Después, añadimos el vino blanco, lo salpimentamos y dejamos que reduzca hasta la mitad. Cuando veáis que ha reducido, se pone el bonito troceado en dados pequeños y se deja que se haga todo junto unos minutos más en la sartén.

Una vez hecha esta parte de la receta, podemos preparar la vinagreta con la que acompañaremos la quesadilla. Para ello, lavad el tomate y picadlo en pequeños dados. Después, pelad el aguacate y cortadlo en láminas reservándolo en un plato. Después, coged el mortero y mezclad en él la sal y el vinagre y añadid a continuación el aceite de oliva emulsionando bien la mezcla. Por último, ponedle el cebollino y el tomillo y regad con esta vinagreta el tomate y aguacate cortado con antelación.

Con el relleno y la vinagreta listos, ya sólo quedará trocear el queso mozarella en unas lonchas procurando que sean de un tamaño similar. Seguidamente calentaremos las tortas de maíz en una plancha o sartén y las rellenaremos con la mezcla de cebolla y atún y una loncha de queso. Finalmente serviremos las quesadillas como plato único con una porción de mazorca de maíz o como decíamos al principio con una ensalada que os guste.