Los sorbetes de frutas son una preparación muy sencilla para hacer en casa en los meses de verano. Podéis elaborarlos con las frutas de temporada que más os guste: sandía, melón, fresón, albaricoque, melocotón y también con otras más exóticas como el coco, la piña o el mango. Es una forma divertida para animar a los pequeños a tomar fruta y una manera de lo más refrescante para terminar una comida, una cena o incluso para merendar.

Si queréis ideas para presentar vuestros sorbetes, sólo tenéis que abrir vuestras alacenas y revisar todos aquellas piezas de vuestra vajilla donde quedarían bonitos. Para ello, utilizad vuestra imaginación, podéis usar pequeños cuencos o tazas de colores, sobre todo si los van a tomar los niños. Si queréis que sean el postre de una cena especial en el jardín, podéis servirlos en vasos bajos de cristal o en copas pompadour y decorarlos con pétalos de flores comestibles como en esta receta de Rita Cifuentes.

3426-Sorbetes-de-fruta-460x690 1

 

Para elaborar unos sorbetes como estos necesitaréis 500 gramos de albaricoques, 500 gramos de fresas, 250 mililitros de zumo de limón o de lima y 2 claras de huevo. Para hacer el almíbar, necesitaréis un litro y medio de agua, mineral a ser posible, 1 kilo de azúcar, 1 manzana troceada con piel y semillas, 1 cucharada de zumo de limón y flores comestibles.

Lo primero que tendréis que hacer para preparar estos sorbetes de albaricoque, de fresa y de limón, será pelar los albaricoques y retirar el hueso, trocearlos en dados medianos y meterlos en el congelador durante 1 ó 2 horas. Después, lavad las fresas y troceadlas en dados medianos, metiéndolas seguidamente en el congelador durante 1 ó 2 horas.

Mientras la fruta se congela, exprimid los limones o las limas y reservad el zumo en el frigorífico.

Una vez hecho esto, podéis comenzar a elaborar el almíbar. Para ello, poned un cazo al fuego con el agua, el azúcar y la manzana y llevad todo a ebullición, dejando que cueza durante 8 minutos. Una vez acabada la cocción, retirad del fuego, dejad enfriar y reservadlo.

A continuación, mezclad el zumo de limón con 1\3 del almíbar y metedlo en un recipiente en el congelador durante dos horas aproximadamente.

Transcurrido este tiempo, sacad los albaricoques y las fresas del congelador y trituradlas por separado cada una de ellas con 1\3 del almíbar y reservar en el congelador.

Por último preparad el sorbete de limón. Para ello, batid las claras, sacad el preparado de limón del congelador y mezclad con ayuda de unas varillas hasta que las claras estén totalmente integradas. Servid al momento los sorbetes para tomarlos en su punto de frío y textura adecuada.

Si este verano queréis hacer otros postres fríos, atreveos a elaborar helados caseros o bombones helados. La base para hacer helados es la nata, el huevo y el azúcar glacé. Después podéis añadirle frutas para conseguir distintos sabores, como este helado de frutos rojosmuy sencillo de hacer y delicioso de tomar. Si lo que os gusta es el chocolate y además queréis hacer una merienda especial para los niños, podéis elaborar estos bombones helados. Con nata, azúcar, chocolate de cobertura y confetis de azúcar de colores haréis unas piruletas divertidas y riquísimas. En el mercado, podéis encontrar también multitud de moldes de polos y helados para hacer en casa con los niños. Animaos una mañana y dejad que los más pequeños de la casa os ayuden a prepararlos y a rellenar los moldes, seguro que ese día estarán esperando el momento mágico en que los helados estén listos para poder tomarlos después de comer o para merendar.

Podemos utilizar cookies para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su posible uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive plugin by www.channeldigital.co.uk