Para un verano que se alarga no hay nada mejor que una cocina fresca y saludable que nos ayude a combatir el calor. ¿Qué tal una crema fría de pepino? Cuando descubráis lo fácil, rápida y económica que resulta prepararla seguro que se convertirá en un básico en vuestras neveras.

03094-Crema-de-pepinos-0

 

Esta crema podéis elaborarla en cantidad para tenerla reservada en el frigorífico, de esta forma podrá ser tanto un tentempié como un primer plato para una comida o una cena. Para prepararla necesitaréis 1 kg. de pepinos, 4 yogures naturales, 200 ml. de agua fría, sal, una cucharada de vinagre, 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y una cucharada de cominos.

Lo primero que tenéis que hacer es pelar los pepinos y trocearlos, ponerlos en un bol amplio, añadir el agua y triturar hasta convertirlo en una crema.

Después, tan fácil como incorporar los yogures, el vinagre, el aceite, la sal y mezclar con la trituradora. Probar para ver si está en su punto, tapar y refrigerar.

Y para finalizar, ya sólo os quedará poner una sartén pequeña, preferiblemente de hierro, al fuego, cuando esté caliente, retirar y echar los cominos, tostar, moler y reservar tapados hasta el momento de servir la crema.