Con este calor no sólo necesitamos beber más cantidad de líquido, sino también preparar recetas con ingredientes ligeros y ricos en agua. Es el tiempo de los gazpachos y de las cremas frías, como las de pepino, melón o tomate, pero también de las ensaladas donde podemos incluir verduras, frutas, frutos secos, legumbres, carne o pescado.

Las ensaladas son un gran invento para combatir el calor y para hacer de ellas un plato completo y equilibrado. Tienen como ventaja que, por lo general, no se necesita fuego para elaborarlas, a no ser que haya que hervir patatas, pasta o algún tipo de legumbre. Las ensaladas de patata, donde incluimos hortalizas frescas y bonito son una delicia, las ensaladas de garbanzos, alubias o lentejas son un plato perfecto que se mantiene de forma óptima en la nevera y nos resuelve cualquier comida o cena. También las hay que se preparan en un momento y que además están riquísimas, como esta ensalada de berros que os traemos hoy, ¿queréis saber cómo elaborarla?

 

03105-Ensalada-de-berros-y-jamon