En esos primeros días de frío del otoño apetece encender el horno. Este sencillo gesto da sentido al hogar y nos hace conectar con esta bonita estación del año. En The Home Academy siempre decimos que una casa que huele a pan o bizcocho recién horneados huele a “hogar”, así que hoy os traemos una receta de Rita Cifuentes para elaborar unos sencillos panecillos dulces.

Estos panecillos son riquísimos para un desayuno especial de fin de semana o para preparar una merienda en casa acompañados con mermelada y una taza de té o café. Si disponéis de algo de tiempo, os animamos a elaborarlos sin prisa, será una manera de encontrar un momento para vosotros mismos. Si tenéis niños, les entusiasmará hacer la masa con vosotros y ver cómo los panecillos se van dorando en el horno. ¿Queréis saber la receta? 

panecillos dulces The Home Academy

 

Para elaborar estos panecillos dulces necesitaréis 200 mililitros de leche entera, 100 gramos de azúcar, una pizca de sal (unos 4 gramos), 125 gramos de mantequilla, una vaina de vainilla, 1 sobre de levadura seca de panadero y 500 gramos de harina.

Su preparación es sencillísima. Lo primero que tenéis que hacer es templar un poco la leche en un cazo y añadirle el azúcar, la sal y la mantequilla. En este paso, tened previamente la mantequilla a temperatura ambiente. Una vez que hayáis hecho la mezcla, añadid la vainilla para perfumar.

Después, tamizad la harina y mezcladla con la levadura. A continuación, id añadiendo poco a poco la mezcla de leche que hicisteis anteriormente hasta formar una masa. Seguidamente amasad unos 10 minutos y dejad que repose en un lugar cálido durante media hora dentro de un bol, tapada con un papel film y un paño.

Pasado este tiempo, veréis que la masa ha leudado. Lo siguiente que tenéis que hacer es cortar porciones de tamaño similar, bolear sobre la mesa donde estéis trabajando la masa y darle forma alargada. Después poned los panecillos en una bandeja de horno cubierta de papel antiadherente, separados entre sí. Para finalizar, pintad los panecillos con huevo batido, dadles unos cortes y dejad cerca de horno para que la masa crezca de nuevo. Cuando hayáis visto que han doblado su volumen, metedlos en el horno a 200 grados durante 15 ó 20 minutos.

Una vez que estén horneados, sacad la bandeja del horno y poned los panecillos a enfriar sobre una rejilla metálica. Si no tenéis este utensilio de cocina os animamos a que os hagáis con una. Las rejillas metálicas de repostería son muy útiles para refrigerar adecuadamente muchas preparaciones como panes, bizcochos, magdalenas, hojaldres y pasteles una vez desmoldados.

La forma idónea de utilizarlas es sacar la preparación del horno y dejarla reposar unos 10 minutos tapada con un paño para que no sufra un cambio fuerte de temperatura. Después, se desmolda y se deja sobre la rejilla hasta que esté completamente fría.

También podéis usar la rejilla como soporte para glasear pasteles o tartas, en estos casos poned un plato debajo para no ensuciar la mesa o encimera. Una vez utilizada se limpia o lava y se seca. En la actualidad las rejillas son de acero inoxidable y las podéis encontrar en cualquier tienda de utensilios de cocina.

Este otoño os animamos a hornear vuestras recetas favoritas y os invitamos a participar en nuestra Master Class "Sentir el Otoño en el Hogar", ¿os apetece acompañarnos?