En The Home Academy pensamos que las librerías tienen un atractivo especial en cualquier casa. Sin embargo, es un espacio que conviene tener bien organizado para obtener la armonía y equilibrio que queremos sentir en nuestro propio hogar. Es cierto, ordenar una librería no se hace en un momento. Sin embargo, si disponéis de una mañana o una tarde, dedicaros a la organización de vuestros libros será una oportunidad para rodearos de aquellos títulos y autores que más os inspiran. Aquí os dejamos algunos de nuestros consejos para ordenar vuestra librería.

ordenar librerías

Si tenéis niños o hijos jóvenes en casa, sería buena idea ubicar los cuentos y libros juveniles en estanterías o muebles diferenciados. De esta forma, podréis ir introduciéndoles en la lectura a la vez que ven sus cuentos y libros reunidos en un mismo lugar, pudiéndolos utilizar de una forma más cómoda y sencilla.

A la hora de ordenar, en The Home Academy nos basamos en dos principios: la armonía y la practicidad en el uso. Esto significa que buscamos lo “equilibrado” en lo estético, pero también la manera de facilitar el uso de las cosas que ordenamos o almacenamos.

¿Cómo aplicamos esto a la hora de ordenar libros?, siguiendo estos pasos:

1.-Dibujar  en un papel vuestra librería y pensar dónde colocar los distintos tipos de libros, intentando situar en la parte superior los de uso menos frecuente.

2.-Vaciar y limpiar estante a estante y de arriba hacia abajo. De ese modo, si en esta fase decidís que hay libros que deberían ir más abajo los podréis ir reservando sin llenar la habitación de una cantidad inmanejable libros pendientes de colocar.

3.- En este recorrido, estante por estante, os encontraréis con libros pendientes de devolver a quienes os los prestaron, o bien, libros que queréis regalar o donar. Todos ellos podéis ir reuniéndolos en un lugar aparte.

4.- Ir colocando los libros de forma recta para evitar que se deformen y agrupándolos por colecciones, tamaños o temáticas, para facilitar su uso. Por ejemplo, es muy útil tener todos los libros de consulta juntos (diccionarios, atlas, enciclopedias, manuales…) o por temática, reunir todos los de cocina, arte, viajes, literatura…

5.-Si tenéis libros antiguos encuadernados en piel, hay que tener especial cuidado con ellos. Os aconsejamos hidratar la piel del lomo y cubierta con un algodón empapado con una pequeña cantidad de crema hidratante, así los mantendréis en buen estado por más tiempo.

6.-Después, ya sólo quedará pendiente que os sentéis junto a vuestra librería, en calma, con delicioso café o té y disfrutar de la lectura de un buen libro.

.