Organizar bien los alimentos en el frigorífico es esencial para conservarlos mejor. Así os recomendamos colocarlos para tener una nevera más ordenada y que los alimentos se mantengan en buen estado hasta el momento de consumirlos.

50069 Articulo compra

Si disponéis los distintos alimentos en su lugar correcto, podréis generar esa sensación de orden que os gusta sentir al abrir cualquier armario. Además, os permitirá ver con claridad los tipos de alimentos que tenéis, calcular qué día los utilizaréis y valorar si es necesario volver a comprar alguno de ellos en los próximos días. Este es el modo que consideramos más adecuado para colocar los alimentos en la nevera:

1Las Bebidas: Ponedlas en la parte más alta y en la puerta, dependiendo de lo frías que queráis consumirlas.

2Las Carnes y los Pescados: Es recomendable que los situéis en el lugar más frío. En la mayoría de los frigoríficos será justo encima del cajón de las verduras. Guardadlos sin vísceras y envueltos en papel film transparente para evitar su deterioro.

3. Los Lácteos, los Fiambres y Alimentos Elaborados: Su lugar idóneo sería la parte central del frigorífico.

4Las Verduras y  las Frutas: Van en la parte más baja  y en cajones para evitar temperaturas demasiado frías. Igualmente, si no disponéis de un lugar fresco, oscuro y ventilado donde conservar cebollas, ajos y patatas, es preferible conservarlas también en el frigorífico junto al resto verduras y frutas.

5. Los Huevos, la Mantequilla, las Mermeladas y las Salsas: Se conservarán perfectamente en la puerta, que es la zona de la nevera menos fría.

Recordad también que hay alimentos que es mejor que no pasen por el frigorífico para que no se altere su sabor y podamos tomarlos en su punto de maduración. Algunos de estos alimentos son la piña, el mango, el aguacate, los plátanos o los tomates.

Frigo clase