Todos conocemos la importancia de las verduras en nuestra alimentación diaria. Su aporte de vitaminas, minerales y fibra les convierte en un grupo de alimentos imprescindible para nuestra salud. Sin embargo, en muchas ocasiones son alimentos rechazados por los niños. ¿Cómo podemos hacer que las verduras resulten atractivas y apetecibles a los más pequeños de la casa?. Si tenéis hijos, el primer paso para que les gusten las verduras es que vean que vosotros las tomáis con frecuencia y con agrado. Los niños son verdaderos imitadores, pero también auténticos detectores de las cosas verdaderas, por lo que fingir delante de ellos no servirá de mucho. Si ven que sus padres toman verdura lo asumirán como algo bueno y normal que tratarán de imitar.

GREEN FESTIVAL THE HOME ACADEMY 2